German RBC
España

Comunicador social, fotógrafo, productor audiovisual y diseñador gráfico. Su especialidad es y ha sido la temática relacionada con turismo, expedición y aventura. Ofrece servicios de manera freelance, para realizar pruebas de productos y generar contenidos originales de uso primario en redes sociales. También es productor de publicaciones impresas o digitales, con aplicaciones interactivas.

Estación Comercial
REVISTA PASAJERO DE LA VIDA
AVENTURA TURISMO

Fishing kayak en Santa Teresa

Por El 8 diciembre, 2017

Pescando al estilo antiguo

La palabra “kayak” (“barco de los cazadores” o “embarcación para hombres”) designa una canoa cuya invención — 5.000 años atrás— se atribuye a tribus originarias de la zona ártica. Su uso inicial y principal estuvo centrado en actividades de caza y pesca. Ese particular hecho histórico nos motivó a perseguir la aventura de “volver a lo primitivo” empleando un kayak… Bajo esta modalidad habíamos navegado en varias oportunidades, pero nunca para ir de pesca.

Fieles a nuestra costumbre de asesorarnos con profesionales reconocidos, contactamos a Mark Evans, oriundo de Mobile, Alabama (USA). Junto a él, iniciamos esta aventura, la cual, además de la pesca en kayak, nos permitió conocer lugares espléndidos en la zona de la Península de Nicoya en Costa Rica.

Nuestro viaje se inició en Santa Ana y desde ahí fueron 265 kilómetros hasta Santiago, una zona montañosa cercana a Santa Teresa y Playa Hermosa (Puntarenas). Esa ruta traspuso parte de la Provincia de Guanacaste, atravesando el Puente de la Amistad. El campamento base lo establecimos en una zona arropada por árboles gigantes, con una que otra casa campestre cercana y en compañía de simpáticos monos aulladores que se acercaban curiosos, atraídos por nuestra visita a sus predios selváticos; otros, por el contrario se apartaban sigilosamente.

Tras nuestra primera noche de campamento sin novedad con los insectos, nos alistamos temprano para la actividad marítima. Buscamos los kayaks, algo de pertrechos y zarpamos desde la zona de los pescadores en la playa de Santa Teresa. Un oleaje moderado, sin mayores dificultades, nos dio la bienvenida. Los kayaks usados en esta ocasión fueron los “sit on top” (inhundibles), con buen soporte para las cañas y diseñados para ofrecer estabilidad y confort a quienes -como nosotros- los emplean a modo recreativo para ir de pesca.

El primer pez que logramos sacar fue un joven jurel, recio y resistente, el cual no cedió fácilmente a las maniobras con la caña. Los créditos de la pesca fueron de Mark, nuestro guía, quien junto a nuestra compañera Valentina Maitin batallaron su captura, para luego facilitar su liberación, como corresponde a la actividad deportiva efectuada. Por su parte, Aaron Atkey, otro de los guías Go Primal, se alzó con un hermoso ejemplar de la misma especie, con la salvedad que éste si fue a parar en la cocina.

“Cada pez que uno captura es algo emocionante, ya sea un monstruo de las profundidades o el pequeño de un arroyo poco profundo.”

“El kayak te lleva de nuevo a lo básico… más cerca de la libertad. Puedes alcanzar lugares a los que difícilmente llegarías en otro tipo de embarcaciones”
Mark Evans

Además del tour de pesca en kayak por Santa Teresa, recorrimos otras playas de la zona, entre ellas El Carmen, Mal País, Montezuma, Playa Hermosa y Cabuya. Todas ofrecen atractivos escenarios al visitante, pero ésta última contrasta con lo que se suele esperar ver en una playa tropical: observamos un paisaje rocoso, evidencia clara de la formación volcánica predominante. Isla Cabuya forma parte de la Reserva Natural de Cabo Blanco. Con marea baja es posible pasar hasta la isla, caminando unos 100 metros de agrietado y oscuro piso que logra unirla con la costa peninsular. En ella se ubica un cementerio indígena precolombino que aún es lugar de ofrendas y entierros.

Cerramos esta aventura con una visita a la Reserva Karen Mogensen donde realizamos un recorrido a pie (trekking) a través de uno de sus senderos, hasta la Cascada “Velo de Novia”, donde aprovechamos para refrescarnos en varios de sus pozos antes de volver a casa. En esta reserva queda también la Posada Rural Cerro Escondido, un espléndido sitio para disfrutar de la montaña. Su oferta gastronómica, a base de productos locales, incluye platos típicos y vegetarianos preparados a la leña. La posada tiene capacidad para 16 personas y es parte de ASEPALECO, una organización de conciencia ambientalista. Su fuente de energía proviene del sol.

 

DATOS DE INTERÉS:
• La mayor parte de la región visitada cuenta con una importante diversidad de servicios al turista: cajeros electrónicos, entidades bancarias, hoteles, hostales, restaurantes, supermercados, centros de salud, así como también, lugares para alquilar: motos, bicicletas, ATV´s, equipos para bucear, tablas de surf, SUP, etc.

• Existen dos rutas principales para llegar a Santa Teresa: la descrita en esta nota o usando los servicios del ferry o transbordador de vehículos y pasajeros desde Puntarenas. Ésta es la que más personas usan debido a su comodidad y rapidez; sin embargo, advertimos a nuestros lectores: en época de vacaciones y en días festivos su embarcadero suele congestionarse y la espera es prolongada.

• Para obtener más datos sobre esta actividad u otras relacionadas, los invitamos a visitar: www.pasajerodelavida.com

 

Etiquetas
RELATED POSTS

DEJAR COMENTARIO